¿Qué es PLM?

que-es-plm

¿Qué significa PLM?

PLM son las siglas de Product Lifecycle Management (gestión del ciclo de vida del producto). El objetivo principal de la PLM es coordinar la información, los procesos y las personas asociadas al ciclo de vida de un producto. Hacerlo conlleva muchas ventajas, como menos errores de producción, reducción de las iteraciones del ciclo y, en última instancia, mayor velocidad de comercialización. Dado que el PLM se centra principalmente en todo el ciclo de vida de un producto, desde el concepto hasta el consumidor, es importante entender primero el concepto de ciclo de vida del producto y los procesos típicos que lo componen.

Las cuatro fases del PLM

A grandes rasgos, el ciclo de vida de un producto tiene cuatro fases. Comienza con la concepción de un producto y termina con el plan final para su distribución y mantenimiento. A continuación, exploraremos cada una de ellas.

1. Conceptualización de producto

El ciclo de vida del producto comienza con un concepto o idea clave para un nuevo producto. En esta fase del ciclo de vida del producto, se investiga mucho para fabricar el producto que la gente realmente querrá usar. Normalmente, surge con respecto a un determinado mercado y con un determinado problema que intenta resolver. Por ejemplo, desde la perspectiva de una empresa de confección, la fase de concepción de una nueva prenda incluye la búsqueda de ideas entre las tendencias de la moda y la catalogación de diversas piezas de inspiración. Un buen sistema PLM permitirá a los diseñadores seguir fácilmente la evolución de un nuevo producto, incluso en este punto del ciclo de vida del producto.

2. Diseño del producto

Una vez decidida la idea inicial de un producto, se puede diseñar y crear un prototipo. En esta fase de diseño, los diseñadores trabajan para convertir el concepto del producto en realidad. Implica la creación de maquetas, prototipos y, finalmente, pruebas para completar un producto que esté listo para los consumidores. Por ejemplo, el ciclo de diseño de una prenda de vestir consiste en el dibujo, la producción de muestras y la prueba.

Las soluciones PLM actuales se integran con otros proveedores para agilizar el proceso de diseño. Por ejemplo, un plugin de Adobe Illustrator permite a los diseñadores trabajar directamente en Adobe mientras están conectados sin problemas al PLM. De este modo, los diseñadores pueden acceder a la información del producto situada en el PLM y crear una lista de materiales directamente en Adobe. Las integraciones 3D permiten a las empresas extraer datos tridimensionales para agilizar el diseño, el ajuste y la creación de paquetes tecnológicos.

La información de producto centralizada de un software PLM y el centro de gestión de documentos suelen utilizarse para realizar un seguimiento de toda la información creada durante esta fase. Esto garantiza que los equipos trabajen siempre con el archivo más actualizado. Además, el software PLM coordina a los implicados en el desarrollo del producto con herramientas de gestión de proyectos integradas. El resultado es un proceso de diseño completamente conectado y documentado.

3. Producción

Con los datos de la etapa anterior, el producto entra en la fase de fabricación. El diseño final se envía al entorno de producción, donde hay que supervisar un conjunto diferente de indicadores clave de rendimiento (KPIs). La empresa debe tener en cuenta una serie de nuevos componentes, como el abastecimiento de materiales, los costes, los países de origen, las cuotas de productividad, los plazos y mucho más. Como la cantidad de información utilizada en la producción de un nuevo producto se multiplica, es importante que el sistema PLM de una empresa pueda dar cuenta de cada una de las variables en juego durante la producción. De lo contrario, se enfrentará a costes inesperados, retrasos y previsiones inexactas.

4. Distribución y mantenimiento del producto

La última fase del ciclo de vida del producto incluye la distribución y el mantenimiento adecuados del producto final. Esto incluye el almacenamiento del producto final, la distribución a sus distintos canales de venta y la comprensión de su rendimiento general mediante los datos de ventas y de asistencia al cliente. Antes de que el ciclo comience de nuevo con un nuevo producto, es importante que se recoja información sobre el rendimiento del producto para poder entender con precisión cómo se puede mejorar. Una vez más, el software PLM suele utilizarse para hacer un seguimiento de esta información a medida que el producto entra en el mercado. Esto permite a una empresa de confección gestionar los minoristas, distribuidores y mercados a los que distribuye, al tiempo que obtiene datos sobre si esa pieza concreta se convertirá en un estilo repetido en función de las ventas.

¿Cuáles son los beneficios del PLM?

Cuando las empresas realizan una implementación PLM, se puede evidenciar grandes mejoras en sus resultados gracias a la reducción de sus cuellos de botella. Las corporaciones necesitan someterse a una transformación digital para alcanzar la ventaja competitiva, aumentar la satisfacción del cliente y, por tanto, incrementar el valor del negocio. A continuación, te compartiremos algunos de los beneficios clave del PLM.

1. Aumento de la productividad

Se espera que una empresa que no haya implementado la gestión del ciclo de vida del producto pase más tiempo realizando las actividades primarias. Esto, a su vez, consume más tiempo, implica más costes y aumenta el tiempo de comercialización. En cambio, consolidar toda la información del producto, como los diseños, los planos, los flujos de trabajo y la comunicación en una única plataforma PLM, aumenta la productividad general.  

 

2. Reducción del riesgo

El cumplimiento de los productos desempeña un papel fundamental a la hora de completar el bucle entre la fabricación, las ventas y el servicio. Por lo tanto, el incumplimiento de las normas reglamentarias conduce a un grave daño a la reputación de la marca, afectando así a la retención de los clientes. Sin embargo, una organización puede superar esto con la ayuda de la gestión del ciclo de vida del producto, informándose de cualquier desviación en el proceso.

Esto garantiza una reducción del riesgo debido a los retrasos, la pérdida de ventas, etc. El software PLM ayuda a eliminar los riesgos mediante una planificación adecuada en la fase inicial del diseño, prometiendo un mayor grado de éxito en las fases posteriores.

3. Reducción del tiempo de comercialización

Las empresas de todos los sectores se esfuerzan por lanzar productos nuevos e innovadores para mantenerse por delante de la competencia. En este caso, la gestión del ciclo de vida del producto ayuda a las empresas a comercializarlo con extrema rapidez. En general, se tarda más tiempo en pasar de un equipo a otro cuando hay que volver a recopilar la información cada vez y no se puede ver al instante.

4. Reducción de costes

El PLM proporciona una visión completa del ciclo de vida del producto a todos los equipos implicados. Esto les permite buscar materias primas rentables y duraderas. El equipo de fabricación y el de compras pueden debatir y aportar su opinión durante la fase de diseño para hacer recomendaciones. Así se reducen los costes posteriores de cambio de materiales por incumplimiento. Además, ayuda a evitar el almacenamiento o la subcompra de materiales.

5. Productos de alta calidad

La mayoría de las empresas de alto rendimiento utilizan la gestión del ciclo de vida del producto para integrar los datos del consumidor y del producto. Esto ayuda a las empresas a producir productos nuevos e innovadores de forma constante. Además, el PLM da a todos los equipos acceso directo a los comentarios de los clientes durante todo el ciclo de vida del producto. Todas las métricas relevantes, como el volumen de ventas, la adopción por parte de los usuarios, la fidelidad de los clientes, etc., se pueden seguir fácilmente.

Estos datos sirven de guía para la mejora continua y la invención de nuevos productos. El PLM también ayuda a realizar un seguimiento de los problemas del producto de forma rápida y sin esfuerzo. Además, el proceso de calidad y el proceso de diseño trabajan estrechamente, dando lugar a un flujo de trabajo ágil. Esto garantiza que los productos cumplan las normas reglamentarias.

 

¿Cuáles fueron los orígenes del PLM?

Las primeras industrias que usaron PLM fueron las de la aviación y automoción. Fue en estos campos donde el desarrollo de productos necesitó por primera vez una herramienta para gestionar la colaboración de sus numerosos recursos, y con razón. Un nuevo Airbus A380, por ejemplo, contiene aproximadamente 4 millones de piezas, que a su vez proceden de más de 1.500 fabricantes. Cabe imaginar la dificultad de fabricar un producto sin un conjunto firme de procesos para cada etapa de su producción.

El PLM ya no se limita a las industrias de la aviación o la automoción, ya que los procesos de desarrollo, producción y lanzamiento final de la mayoría de los productos hoy en día pueden ser igual de largos y complejos. De hecho, el uso del PLM en otros sectores, como el de la confección y la moda, es ahora esencial para competir con las presiones actuales del mercado para reducir costes, mejorar la calidad y aumentar la velocidad de comercialización.

Si deseas una consultoría PLM para tu compañia, en IAC contamos con amplia experiencia en implementaciones PLM para diferentes industrias. Déjanos tus datos de contacto y un asesor se comunicará contigo lo más pronto posible para solucionar tus dudas.